junio 25, 2018

Danos Señor la bendición...

Acabamos de salir de misa
Bendición para las embarazadas
Bendición para las que no pueden embarazarse.

Yo estaba en el segundo grupo. 
Hasta ahora no lo había "aceptado"

Estoy un poquito shockeada


#findelcomunicado

junio 01, 2018

¡El gran día!

Estás nerviosa me preguntan muchos? y yo respondo: No, aún no.
A estas alturas ya debería estar nerviosa, así dicen otros.

Pero no lo estoy. En lo absoluto!

Entre risas conté hace una semana, que el día planificado para cualquier colapso, era ayer jueves.
Pasó el jueves y no hubo colapso alguno.

Me confundí en el centro comercial y empecé a subir en una escalera eléctrica, cuando el local que buscaba estaba en el mismo piso. Así que en lugar de esperar (como alguien cuerdo y normal) a que la escalera termine de subir y luego tomar la escalera de bajada... pues empecé a bajar por la escalera que subía! Dando grititos y saltitos!
Luego por la noche salí con mis amigas / hermanitas / comadres algunas y ahora Corte de Honor! y lloramos un poco sí. Porque ellas son unas bellas!

Pero colapso lo que se dice colapso y llanto incontrolable pues no...

Y a medida que pasan los días... he recordado una escena de Gossip Girl cuando la mamá de....(la de cabello negro) el día de su boda le dijo... que cuando sabes que lo que haces es lo correcto, no sientes nervios ni tienes miedo.

Y creo que así estoy.
Tengo pleno conocimiento de que mañana a las 20h00 caminaré al altar mientras M me espera. Porque es allí donde debo estar.

mayo 22, 2018

Sacramento del Matrimonio

"Pues de la misma manera que Dios en otro tiempo salió al encuentro de su pueblo por una alianza de amor y fidelidad, ahora el Salvador de los hombres y Esposo de la Iglesia, mediante el sacramento del matrimonio, sale al encuentro de los esposos cristianos". Permanece con ellos, les da la fuerza de seguirle tomando su cruz, de levantarse después de sus caídas, de perdonarse mutuamente, de llevar unos las cargas de los otros, de estar "sometidos unos a otros en el temor de Cristo" y de amarse con un amor sobrenatural, delicado y fecundo. En las alegrías de su amor y de su vida familiar les da, ya aquí, un gusto anticipado del banquete de las bodas del Cordero:

¿De dónde voy a sacar la fuerza para describir de manera satisfactoria la dicha del matrimonio que celebra la Iglesia, que confirma la ofrenda, que sella la bendición? Los ángeles lo proclaman, el Padre celestial lo ratifica...¡Qué matrimonio el de dos cristianos, unidos por una sola esperanza, un solo deseo, una sola disciplina, el mismo servicio! Los dos hijos de un mismo Padre, servidores de un mismo Señor; nada los separa, ni en el espíritu ni en la carne; al contrario, son verdaderamente dos en una sola carne. Donde la carne es una, también es uno el espíritu.

mayo 18, 2018

MyE

No es la fiesta, no es el vestido, no es el anillo, no son los dulces ni los regalos. No es el viaje, no son las flores, ni el peinado o los testigos.

Es Jesús poniéndonos en el camino del otro.
Es María ayudándome a ser mejor cada día
Es San José escogiéndonos para formar una familia

Es Dios, bendiciendo nuestra unión.
Autor y testigo de nuestra felicidad.

Faltan 15 días.
15 días para ser su esposa ante los ojos del Señor
15 días para que juntos tomemos a Cristo en la Cruz. 
15 días para que María en su Santuario cante con nosotros:

Bendecid Oh Señor las familias.
Bendecid Oh Señor la mía también.

¡Hasta viejitos! 

marzo 26, 2018

Auxiliadora del amor

No sé si lo he escrito alguna vez...

Pero los primeros meses al ser mamá fueron duros, muy duros.
El cansancio físico de dormir poco, no saber muchas veces qué hacer.
La tristeza de traer a mi "pedacito de gente" sin estar casada, sin una familia, sin un cuarto pintado para ella sola (así lo pensaba)

Recuerdo muchas noches, estar parada mirando hacia la pared, poner mi frente en la misma y LLORAR. Llorar con gritos ahogados (mi mamá y hermano dormían en las habitaciones conjuntas), llorar con desesperación, llorar sin fin, llorar por cansancio, angustia, temor, desconocimiento.

Recuerdo muchas noches, rezarle a la Virgen, pedirle que me quite el sueño para poder cuidar a mi bebé, pedirle que me de amor y más amor, porque el amor me traería la paciencia que me faltaba.

Recuerdo arrullar a mi enana con esta canción


Llegaste en silencio a mi juventud, enseñándome lo que es, el verdadero amor, 
desafiaste mi corazón, es importante reconocer que has ganado con tu amor. 

Senderos y valles, junto a mí has caminado, descubriendo las virtudes que había en mí, 
y en las noches de tristeza con tu cariño de Madre, al sueño me hacías bajar. 

En el viento sé que vas navegando,  levantando al que va cayendo dando tu amor, 
Mujer sencilla y humilde con tu amor, Mi corazón has ganado y mi amor. 

En el viento sé que vas navegando, Levantando al que va cayendo, dando tu amor, María Auxiliadora, con tu amor Mi corazón has ganado y mi amor. 

Gracias por estar aquí conmigo Por dar alegría a mi corazón Por estar en mis sueños Por estar en mi E... AUXILIADORA DEL AMOR.


Recuerdo luego, con aquellas relaciones fallidas, seguir cantando / orando un poco, antes de dormir.
Recuerdo pedirle que no me deje, que no me suelte.
Recuerdo haberle rezado solo a ella, porque no podía rezarle directo a Dios, pero siempre encomendándome a mi Madre.

Mi Madre Auxiliadora....! Auxilio de los Cristianos!

Yo he sido débil, débil en mi fe pero ELLA ha sido siempre fuerte! ELLA no me soltó, ELLA me envolvió en su manto y no me dejó alejarme más...

A JESUS POR MARIA!

Al fin lo entiendo....

Prometo firmemente no volver a pecar

Han pasado no sé... quizá 11 o 12 años desde la última vez que arrodillada y con el corazón en la mano dije "Padre he pecado"

11 o 12 años... quizá un poco más

Y allí estaba yo ayer
Diciendo en voz alta el peor de mis pecados. Temiendo no ser perdonada, aún sin perdonarme yo por ello...

Allí estaba yo
Prometiendo no volver a pecar

Allí estaba yo
Pidiéndole a María que me aferre a ella y a su Hijo, agradeciéndole a María el no haberme soltado durante todo este tiempo.

Porque si ahora estoy aquí es gracias a ella y a su amor de Madre, que no se ha cansado de esperar.

Aquí estoy ahora
Anhelando ir a misa para poder recibir a Jesús Eucaristía